8 Claves para montar una tienda online

La idea de iniciar un negocio online te seduce cada día más. Con solo mirar cómo ha crecido el tráfico en internet, darles un vistazo a las tendencias del mercado y observar cómo los hábitos de consumo siguen creciendo en el mundo online, sin ser un experto, pero sí un intuitivo emprendedor, sabes que internet ofrece grandes oportunidades que no quieres desperdiciar y que ha llegado el momento de montarte en la ola para comenzar a navegar en ella. Aunque la aventura te emociona, lo cierto es que tienes muchas dudas rondando en tu cabeza, haciendo que estas inquietudes te detengan, sin tomar una decisión final.

La buena noticia es que no eres el único que se encuentra en esa situación. Todos hemos pasado por allí, pero quiero que sepas que una tienda online se convierte en una alternativa cada vez más rentable y posible. No obstante, quiero que estés consciente que, como cualquier negocio tradicional, una tienda online va a requerir de tiempo, conocimientos, estrategias de marketing, capacidad de negociación con los proveedores, paciencia y mucho trabajo, mejor dicho, tienes que estar consciente que, aunque encuentres el producto perfecto, al precio esperado y ofrezcas el mejor servicio, los resultados no saltarán de la noche a la mañana: ten por seguro que esto tomarás más de un mes.

POST 01_07_2020 RECETA_ 8 CLAVES PARA TU TIENDA ONLINE

Siendo conscientes de los retos a los que te enfrentarás, quiero compartir contigo algunos consejos para hacer tu proceso más fácil.

1.- Escoger el producto: empecemos por el inicio. ¿Qué voy a vender? Te sugiero que antes de decidir cuál será el producto con el que te lanzarás al mercado pienses en lo que a ti te gusta hacer, en tus hobbies, en tus pasiones, tengas en cuenta tu experticia en el tema, etc. Es mucho más fácil iniciar un negocio con algo que te guste, y de lo que conozcas, que empezar con algo totalmente ajeno a ti, aun cuando los márgenes de ganancias parezcan extraordinarios, recuerda que la curva de aprendizaje en un negocio implica tiempo, que se traduce en dinero, por lo que te sugiero realices una auditoría personal para iniciar una etapa exploratoria en el negocio. Para comenzar puedes considerar aspectos como: si eres padre de familia, evalúa las necesidades de tus hijos: ropa, deportes, entretenimiento, accesorios, artículos escolares, etc. Si eres una mujer vanidosa, pero con poco tiempo, piensa en las cosas que podrían simplificarnos la vida para vernos bien en pocos minutos; si tienes mascotas, podrías pensar en soluciones para el baño, sacarlos a pasear, entretenerlos, etc. Una vez hayas hecho esta lluvia de ideas, comienza a investigar cuál de todas podría tener una oportunidad en el mercado, teniendo en cuenta que el segmento no esté tan saturado y que tenga demanda.

2.- Quién será tu cliente: una vez hayas definidos cuál o cuáles serán los productos que comenzarás a vender, llegó el momento de definir quién será tu cliente, dónde está, cómo se comunica, cuáles son sus gustos, cuál es su nivel educativo, estado civil, capacidad económica, etc. Detenerte a pensar en todos estos detalles será fundamental para poder establecer una correcta estrategia de marketing, con una segmentación específica, para poderte conectar de una manera certera con tu audiencia. Supongamos que escogiste la categoría de mascotas porque te diste cuenta de que hacer ropa para perros personalizada es una buen mercado, dado a que cada vez más son las personas que aman a sus perros como si fueran parte de su familia y les encanta verlos bien. Seguramente tus clientes serán personas con poder adquisitivo, a quienes les gusta consentir a sus perros con este tipo de detalles, los cuales frecuentan las tiendas veterinarias y van con frecuencia a peluquerías caninas, suelen llevar a sus mascotas al parque y defienden causas en contra del maltrato animal, de esta manera puedes ir perfilando tu “buyer person”.

3.- Busca a los proveedores: hasta el momento todo parece ir bien, pero llegó la hora de comenzar a testear las posibilidades reales de tu producto y éstas comienzan con la búsqueda de un proveedor. En este punto tienes que tener en cuenta que a mayor cantidad de compra que realices, mayores descuentos recibirás por lo que si no tienes mucho capital para invertir, entonces tus márgenes de utilidades también mermarán si quieres competir con precios en el mercado. Escoger el modelo de negocio que utilizarás es clave. Una primera opción es que tu misma puedas fabricar (si es algo que sabes hacer) para comercializar en tu plataforma directamente. De todas maneras, tendrás que lidiar con temas de proveedores para comprar las telas, quienes te fabricarán, sistema de transporte, etc.

La segunda opción es comprarle a un tercero y tu te encargues de todo el proceso de compra, venta y envío y la tercera es convertirte en un mediador de la negociación ganando un porcentaje por cada transacción que realices o lo que se llama un dropshipping. Cualquiera que sea el caso, recuerda que en este tipo de negocios normalmente las ganancias provienen de los volúmenes de venta, de tal manera que entre más rápido posiciones tu tienda, mayores oportunidades tendrás de crear una tienda sostenible y rentable.

Si optaste por comprarle a un tercero, lo primero que debes hacer es pedirle un par de muestras de sus productos para que puedas evaluar su calidad, una vez realizado este paso, lo siguientes es aprender a negociar el precio, garantías, tiempo de entrega, etc.

No olvides incluir en tu precio final los impuestos que deberás pagar, el transporte, pago de aduana (si aplica), etc., para tener un panorama más claro de cuanto realmente podría ser tu utilidad.

4.- Nombre de tu tienda y el hosting: ahora sí llegó el momento de buscar un nombre, no tan largo, preferiblemente en un .com y lo suficientemente atractivo como para que la gente se lo pueda aprender muy rápido. Cuando comiences a buscar el nombre de tu tienda, cerciórate que las redes sociales también estén disponibles, pues de nada vale que encuentres el nombre para tu website disponible, si por el contrario las redes no lo están. Me gusta mucho esta página en la que puedes consultar los nombres disponibles https://www.namecheckr.com/

Hay quienes recomiendan que tu tienda lleve el nombre del producto que vas a vender, a esto se le llama Exact Match Domain o un EMD, que no es más que un dominio que tiene concordancia con lo que vas a vender. Por ejemplo, si vas a vender ropa personalizada para perros el EMD sería www.ropaparaperros.com

Definido este punto, lo siguiente es buscar un buen hosting donde alojar tu página. Existen muchas plataformas que te brindan este servicio, por lo que debes revisar con cautela lo que ofrecen para el mantenimiento de la misma, con un soporte técnico 24/7 los 365 días del año, así como su espacio de almacenamiento y una buena velocidad de conexión.

5.- Diseño de la página web: la optimización de tu página web que incluya palabras claves que te permita lograr un posicionamiento orgánico es clave para los emprendedores que comienzan sus negocios con pocos recursos, a eso se le suma, un buen diseño, tiempos de carga, facilidad en la navegación, simplicidad en los procesos de compra, un buen mantenimiento y una excelente herramienta ERP para gestionar pedidos, realizar facturas, llevar la contabilidad, la logística y el transporte. Hay muchas plataformas que ofrecen este tipo de servicios dependiendo el tráfico y las ventas que generes mensualmente. Si decides desarrollar tu propia E-commerce el precio puede implicar otro gran esfuerzo de inversión. En WordPress puedes trabajar con Woocommerce, también están Shopify (la más popular), Magento o Prestashop.

6.- Métodos de pago: decidida la plataforma de tu tienda tendrás que escoger las mejores opciones de pago para tus clientes que sean seguras y de fácil acceso: Paypal, Square, Tarjetas de Crédito, transferencias bancarias, etc.

7.- Campañas de publicidad y marketing online

Si realmente quieres que tu tienda funcione, elaborar una estrategia de marketing que incluya campañas de publicidad pagadas es fundamental. Reservar un presupuesto para estas actividades no es una opción, es una necesidad si lo que quieres es que te encuentren y por supuesto vender. Los Adwords de Google y campañas en Facebook e Instagram tendrán que ser parte de tu estrategia. Si no lo sabes hacer, entonces piensa en contratar a un profesional en el tema, pues, aunque aparentemente es sencillo, crear campañas requiere de experiencia a fin de lograr una efectividad en las mismas.

Tu campaña de marketing debe incluir promociones, descuentos, concursos con tu audiencia, e mail marketing, etc.

8.- Crea un blog

Por último te recomiendo la creación de un blog que acompañe tu tienda, de tal manera que con la generación de contenido de calidad ayudes a tu página a subir orgánicamente en las posiciones de Google. Un buen blog no solo traería un tráfico segmentado a tu tienda, lo que podría aumentar los leads pre-calificados, sino que te ayudarían a posicionarte como un experto en tu área generando mayor credibilidad y confianza.


Deja un comentario