7 Errores habituales que pueden hundir tu negocio online

Más de la mitad de la población mundial tiene acceso a Internet. Hay un gran público al que acceder, pero por contra también tenemos mucha competencia, por lo que es importante no cometer errores en el mundo de los negocios online.

Si tu negocio online no crece, probablemente estés haciendo algo mal. Inviertes tiempo y dinero en tus campañas publicitarias, en la web o en redes sociales pero no llegan los resultados.

Tener un negocio en Internet no es fácil, muchas decisiones que tomar y muchas variantes a tener en cuenta.

BLOG 7 ERRORES HABITUALES QUE PUEDEN HUNDIR TU NEGOCIO #1

Es cierto que no existe una fórmula mágica para alcanzar el éxito pero si te podemos contar algunos de los errores más habituales que pueden hundir tu negocio online para que los tengas en cuenta.

  1. NO REALIZAR UN PLAN DE MARKETING.

Hacer una buena planificación de tu negocio es vital para saber en qué dirección debes de ir. Para ello tener un plan de marketing bien diseñado en el que nada suceda al azar y donde estén definidas las estrategias a seguir es lo que va a determinar que tu negocio comience con paso firme y de una manera correcta y segura.

En un plan de marketing tienes que poner a tu cliente en el centro del universo.

El marketing es un conjunto de técnicas y estrategias que tienen como objetivo mejorar la comercialización de tu producto o servicio. El marketing sirve para acercarnos y conocer cada vez más a nuestros clientes y potenciales clientes, y por lo tanto sirve para vender más y mejor.

Esto sucede a través del análisis e investigación de mercado y la comprensión de los intereses de nuestro cliente ideal. La función del marketing es la captación y la fidelización de los clientes.

Haz un análisis de tu situación digital interno y externo.

Analiza como está tu sitio web, el posicionamiento SEO, frecuencia de actualización de tus redes sociales o blog y la publicidad digital entre otras.

En el análisis externo analiza quien es tu competencia, el sector donde competimos, el mercado al que nos vamos a dirigir o quien es nuestro cliente ideal, todo esto se tiene que definir de forma meticulosa.

Realiza un análisis DAFO donde definas tus Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades.

Para que tu negocio online sea sólido además del plan de marketing debes tener un plan financiero y de negocio.

  1. NO ESTABLECER OBJETIVOS.

Las estrategias y las tácticas a seguir en nuestro plan de marketing dependerán directamente de nuestros objetivos.

Tienes que marcarte unos objetivos para que todo encaje con sentido, por ejemplo, mejorar el posicionamiento orgánico de tu web, aumentar un 20% tus ventas o conseguir un mayor margen de beneficio.

Con los objetivos puedes identificar hacia donde quieres ir y así definir los pasos necesarios a seguir para alcanzarlo.

Márcate unos objetivos SMART, que en inglés significa inteligente. Esto quiere decir que los objetivos deben de ser específicos, medibles, alcanzables, relevantes o realistas y a tiempo.

  1. NO SABER QUIÉN ES TU CLIENTE IDEAL.

Define bien quien es tu cliente ideal, tienes que conocerlo y saber quien es, sus comportamientos y donde lo puedes encontrar.

El hecho de que cualquier persona te pueda comprar, no quiere decir que cualquier persona sea tu cliente. Es un error típico de los negocios tratar de venderle a todo el mundo.

Debes usar las estrategias necesarias para atraer al cliente ideal y repeler al que no lo es. Nuestro negocio no existe para todo el mundo sino para nuestro cliente ideal.

Tu cliente ideal es aquel que mejor responde a nuestra propuesta de consumo sobre nuestro producto o servicio.

Al cliente hay que entenderlo y comprenderlo, tenemos que crear un perfil en base a nuestro cliente ideal, que es el que más nos interesa para nuestro negocio.

  1. NO TENER UNA ESTRATEGIA DE CAPTACIÓN.

La estrategia de captación consiste en plantear a nuestro cliente ideal una propuesta de consumo específicamente diseñada para la captación que suponga muy poco tiempo y muy poco dinero para nuestro cliente.

Una estrategia de captación hay que aplicarla sistemáticamente, una y otra vez.

Toda estrategia es a medio y largo plazo, por lo que hay que ser constantes.

Debemos emplear las tácticas y herramientas digitales necesarias para que nuestra estrategia de captación tenga buenos resultados.

  1. NO ESTAR AL DÍA EN LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS.

Las nuevas tecnologías nos brindan nuevas oportunidades para realizar nuestro trabajos de forma más eficiente y efectiva ayudando a ahorrar tiempo y dinero.

Las nuevas tecnologías requieren dedicarle tiempo para poder entenderlas y manejarlas pero una vez te adaptas a ellas te hacen la vida mucho más fácil a la hora de gestionar tu negocio.

Tienes que estar al día en este aspecto porque en Internet todo evoluciona y cambia muy rápido, lo que hoy funciona muy bien mañana puede haber quedado obsoleto.

Usar chatbots o la inteligencia artificial son dos de las tecnologías que están cogiendo más peso hoy día en Internet.

Saber adaptarse y adelantarse a los cambios rápidamente es necesario para el crecimiento de nuestro negocio online. Como dijo Charles Darwin:

“No es la más fuerte de las especies la que sobrevive, ni la más inteligente, sino aquella que se adapta mejor al cambio”.

  1. NO DIFERENCIARTE.

No diferenciarte te lleva a la guerra de precios, y la guerra de precios te lleva a la muerte empresarial. Para diferenciarte tienes que aportar valor al mercado. Tenemos que llamar la atención.

Tienes que aprender a comunicar con impacto, si lo que transmites puede firmarlo tu competencia, no tiene sentido. No hay que pasar desapercibidos en este aspecto, la mejor comunicación es la que haces como si te diriges a tu mejor amigo.

Siempre buscaremos comunicar con impacto, tenemos que captar rápidamente el interés de las personas para que nos presten atención.

Para diferenciarte también es importante entender el comportamiento del consumidor.

Utiliza el factor sorpresa. Introducir aspectos antes, durante y después del consumo que sorprenda de forma positiva al cliente con lo que pensaba que iba a ocurrir.

Las sorpresas positivas son uno de los aspectos que más recomendación genera.

El cliente tiene cada vez más opciones de elegir, por lo que tener un planteamiento distinto consigue captar la atención, ser diferente es imprescindible. Si no se es diferente es solo cuestión de tiempo caer en la guerra de precios.

El cliente solo elige por precio cuando no hay una propuesta diferente que no le genere ningún atractivo emocional.

Podemos fijarnos en grandes empresas que saben hacerlo muy bien como Netflix, Apple, Burger King o Durex entre otras.

Una buena forma de diferenciarse es la micro innovación, es decir, hacer pequeños cambios pero constantes en el tiempo que siempre vayan provocando buenas experiencias al cliente en el consumo de nuestro producto o servicio. La innovación puede ser desde hacer pequeños cambios que mejoren nuestro producto o servicio, hasta crear nuevos productos o servicios relacionados.

El ir haciendo pequeños cambios constantemente puede ser algo exigente, pero también es más sencillo y está al alcance de todos. Un pequeño cambio en tu negocio puede ser una gran experiencia para tu cliente.

errores negocios online2

  1. NO ESTAR COMPROMETIDO.

Por último y no menos importante, tienes que estar totalmente comprometido con tu negocio.

Un negocio online requiere de mucho tiempo, dedicación y sacrificio, además de una parte importante de formación si no quieres tener que estar delegando todo el apartado digital de tu negocio a terceros. Nadie mejor que tu conoce tu negocio.

Debes enfrentarte a los desafíos que vas a encontrar en Internet para que tu negocio online tenga el éxito que deseas.

Como puedes ver son muchos los errores que se cometen a la hora de emprender un negocio online, por eso es importante tener todo definido desde el principio porque después es más complicado rectificar sobre la marcha.

Aquí te hemos dejado los más comunes e importantes que debes de tener en cuenta y trabajar en ellos constantemente sin bajar la guardia. La competencia en Internet es proporcional al número de personas que navegan cada día y cualquier error puede ser vital para que tu competencia aproveche la situación y se posicione delante de tuyo.

Ahora depende de ti el aplicar todo lo que te hemos contado en tu negocio online, un buen plan de marketing digital, márcate objetivos, define a tu cliente ideal, ponte al día con las nuevas tecnologías, diferénciate de tu competencia y mantén siempre el compromiso con tu negocio con la misma ilusión que el primer día.

Cursos recomendados