Prepárate para un futuro sin cookies

Como ya sabemos las cookies cada poco a poco están desapareciendo, de hecho Google ya ha anunciado que las cookies a terceros desaparecen de su navegador en 2023.

Visto esto, está claro que los anunciantes tienen que empezar migrar a una infraestructura de identificación mejor, y centrada en la privacidad en esa transición a un mundo sin cookies.

En este sentido, procesar, conectar e interpretar datos entre sitios es una alternativa que sólo con una visión de un internet más abierto puede ser una opción ganadora para los profesionales del marketing.

El fin de las cookies

Safari y Firefox ya han dejado de admitir las cookies a terceros y Chrome va a seguir sus pasos a partir de 2023, por lo tanto el tiempo apremia y no podemos seguir confiando durante más tiempo en la infraestructura actual basada en cookies.

A pesar de conocer esto, muchas marcas todavía no han empezado a hacer esta transición, tal y como anunció Google, las cookies de terceros caerán en desuso, y ante esta situación se han presentado a las marcas numerosas soluciones y métodos distintos para sobrevivir a este “apocalipsis” que nos espera.

Todo esto está generando confusión, y esta confusión está impidiendo que los anunciantes tomen medidas concretas.

Tenemos que dar los pasos necesarios con el fin de llegar eficazmente a las audiencias sin cookies, y en este sentido, la medición en ausencia de cookies de terceros es vital. Hay que estar mejor preparados para llevar a cabo la migración con éxito, evaluar las soluciones, integrar nuevos análisis, he indicadores claves de rendimiento.

La desaparición de las cookies de terceros es una oportunidad para crear una infraestructura de identificación más eficiente, segura, y privada para todo el ecosistema publicitario y a las marcas les queda poco tiempo para prepararse para el final de las cookies de terceros.

Una de las soluciones para empezar a trasladarnos y adaptarnos es el Zero Party Data, que es la recopilación de datos que son proporcionados de forma voluntaria y consciente por el cliente. Estos datos pueden referirse a la intención de compra, al contexto personal o incluso a cómo quiere el cliente que la marca le reconozca.

Zero Party Data

El Zero Party Data podemos decir que es una herramienta de creación de marca y engagement con los usuarios o nuestros clientes.

Ya sabemos como hemos visto que las cookies tienden a desaparecer, y todo lo que rodea al tema de la privacidad de datos cada vez está siendo más estricto y complicado.

El Zero Party Data va en este hilo, y nos pone en valor el desarrollo de estrategias “Zero” para que las marcas generen confianza entre su público y conecten con el cliente en una realidad de la que ya somos conscientes.

Debemos de ponernos el objetivo de identificar las preferencias de nuestros clientes y brindarles experiencias relevantes que le ayuden a tomar decisiones de compra, tenemos que incrementar nuestras capacidades de recolectar datos, y en el Zero Party Data nos va a ayudar en este cometido, pues hace referencia a aquellos datos que comparten los usuarios voluntariamente sobre sus intereses o sus motivaciones.

Una estrategia de Zero Party Data ayuda a las marcas y negocios a interpretar el comportamiento de las personas, crear vínculos y estrechar lazos con los consumidores al mismo tiempo pues que cumple con la normativa vigente de protección de datos.

Esta estrategia de Zero Party Data puede ser la clave para un mundo sin cookies, y lo que implica esta estrategia consiste en aportar un contenido con un alto valor añadido.

Hay muchas formas de dar ese contenido o ventajas como ofrecer información de valor, que además tiene la ventaja del ahorro de costes al venir estos datos directamente de los usuarios, pudiendo modelar a nuestras audiencias sin necesidad de utilizar datos de terceros, esto puede ser mediante gaming, mediante formularios, o mediante servicios complementarios por ejemplo.

Esta estrategia es capaz de construir marca y generar más engagement, ya que este diseño tiene una relación más directa e interactiva con el consumidor, y esto ayuda a mejorar las conversiones y consolidar una imagen de marca.

Puedes generar una experiencia de usuario que sea más memorable para tu cliente, y como consecuencia de esto sucede el incremento del engagement y de la fidelización, lógicamente para esto es importante definir unas bases por así decirlo para convertirnos en más que un vendedor de productos, sino en una marca que genere confianza a través de la personalización de experiencias, y para esto pues es fundamental comprender cómo es la toma de decisiones del público objetivo a la hora de diseñar esta estrategia de Zero Party Data.

Conclusión

Esto nos trae experiencias menos intrusivas, que aportan valor y sirven para forjar un clima de confianza que propicie una respuesta positiva del cliente.

Bueno, pues ya lo sabes, puedes empezar a emplear el Zero Party Data como esa herramienta de creación de marca y engagement para empezar a dejar atrás las cookies, antes de que las cookies te dejen atrás a ti.


Deja un comentario