5 claves para tener éxito en una agencia de marketing digital

Oímos hablar muy a menudo de las agencias de marketing digital, creemos que sabemos todo de ellas y en muchas ocasiones no es así. ¿Quieres saber qué tienen en común la mayoría de agencias?

Has llegado a un buen lugar. Vamos a ver unos cuantos consejos, ¡continúa leyendo!

Las agencias de marketing digital son uno de los negocios más potentes del futuro de los negocios digitales. Debido a esta nueva normalidad que todos afrontamos, el emprendimiento digital está sufriendo muchos cambios.

Ya no basta con tener una bonita web o tener un buen número de seguidores.

BLOG 5 CLAVES PARA EL ÉXITO DE UNA AGENCIA DE MARKETING DIGITAL

Cada vez se hace más necesario el contar con una agencia de marketing digital que te guíe y te ayude en los “paso a paso» de todas tus actuaciones.

Las agencias de marketing digital se han convertido en las nuevas empresas de consultoría que son capaces de ayudar a sus clientes a saber qué, cómo y cuándo tienen que mostrar su producto si quieren generar resultados.

Teniendo todo esto en cuenta, voy a compartirte unos consejos que pueden hacer que una agencia de marketing digital llegue a ser exitosa.

La magia o la suerte en los negocios no existe pese a lo que te intentan vender muchos y gracias a estos consejos que te voy a dar hoy, vas a tener un poquito más de conocimiento para aplicarlo a tu negocio.

5 consejos para tener éxito en una agencia de marketing digital

1. Rodearse de un equipo

Aunque parezca una cosa clara la mayoría de agencias de marketing digital cuándo comienzan suelen hacerlo una o dos personas como mucho y esto teniendo en cuenta la alta competitividad que hay hoy en día en internet y la calidad necesaria de los resultados puede suponer un problema a largo plazo si no cuentas con los medios y equipo necesario.

Es por esto muy importante que aunque no te puedas permitir contratar a nadie, sí que tengas apalabrado con distintos profesionales cada uno de los departamentos para que te puedan ir ayudando en caso de que te hiciese falta.

Tu cliente es tu mayor activo y tienes que cuidarlo y mimarlo ofreciéndole la mejor calidad en todos los trabajos y los mejores resultados.

No hace falta que contrates a las personas más expertas o más profesionales, simplemente contrata a personas que tengan ganas de aprender, que sean ambiciosos y que estén despiertos. Tienen que ser personas afines a ti, es necesario que haya una cierta sincronía y buen rollo entre todos.

Lo que interesa aquí no es que sean unos super mega profesionales, sino que entre unos y otros os complementéis podáis trabajar juntos hacia proyectos exitosos.

2. Saber ser un buen líder en todo momento

Trabajar en Internet no es igual que trabajar en la calle, no se trata de escoger a las personas que conformen tu equipo y ordenarles el trabajo como si fueran empleados (aunque así lo fuesen)

Cada una de las personas que están dentro de tu agencia son igual de importantes, incluido tú.

Esto sirve para las agencias de marketing digital o para cualquier tipo de negocio y más teniendo en cuenta que hoy en día la mayoría de papeles dentro de un negocio digital se desarrollan desde casa por la situación que vivimos.

Es por ello que se necesita una confianza extrema en cada uno de los miembros de tu equipo. No puedes controlar todo, deja que cada uno haga su papel, desarrolle sus propias habilidades y haga su trabajo de la mejor forma que sepa, siguiendo un plan de trabajo pero con libertad.

Que sean ellos los que se pongan su propio horario. Lo importante no es cuántas horas trabajan sino cuántos resultados generan.

Si son buenos en su trabajo te da igual si trabajan 2 horas, como si trabajan 5. Al final tienen que cumplir tareas, tienen que cumplir trabajos.

Cada uno de ellos tardará más o tardará menos, pero es su problema. No el tuyo ni el de la agencia.

Para ser un líder tienes que dar ejemplo, ser una persona que motive y haga que tengan ilusión por el negocio.

Que quieran verlo crecer, demuéstrales que son igual de importantes que tú.

Si haces bien tu trabajo esos empleados se convertirán en seguidores. No hay sentimiento más grande para un buen CEO que ser admirado por los miembros de su propio equipo.

Esto en los clientes es exactamente lo mismo, el mejor sentimiento que puedas tener en tu negocio o agencia es el sentir que el trabajo que haces está ayudando a tus clientes.

Un líder es capaz de hacer que los demás tengan éxito. Eso es liderar, tener la habilidad de crear personas exitosas.

Si por algún motivo cualquiera de tus empleados empezase a buscarse por su cuenta trabajos o empezase a crecer, tú tienes que animarle a ello.

Su crecimiento es parte de tu éxito como líder aunque no crezca a tu lado.

Los líderes crean líderes

No puedes pretender tener empleados que solamente puedan ascender hasta el nivel que tú quieres que asciendan.

Tienes que motivarlos para que sean los mejores en su trabajo y si les compensas económicamente por ello y les tratas bien, siempre van a seguir contigo y tú siempre vas a ser un líder para ellos.

La función del líder debe ser motivar, inspirar, retar a los empleados de la agencia, pero nunca partir de la exigencia del triunfo como el fin del propio trabajo.

3. Crear contenidos de valor

Habrás escuchado muchas veces que el contenido es la base de todo de negocio y esto es totalmente cierto. En todas partes ya el contenido juega un papel muy importante y tienes que saber generar publicaciones que atraigan a tu público objetivo.

Esto no es una tarea sencilla, por esto mismo el contenido que debes aplicar a tu estrategia de marketing tiene que ser un contenido que aporte valor a tu público objetivo. No puedes crear solamente contenidos de ventas. Tienes que crear contenidos que ayuden a esas personas que te siguen, si no haces esto irás directo al pozo con el tiempo.

La fórmula ideal para crear contenido es la fórmula 2*5, de cada 5 publicaciones que tú hagas en tus perfiles sociales o en tu blog, 3 tienen que ir dedicadas en exclusiva a aportar valor a esa audiencia que te lee cada día y solamente 2 son las que vas a destinar a la venta.

Es muy importante que te grabes esto a fuego y que intentes aportar el máximo valor en todo lo que escribes y en todo lo que haces a tus clientes.

Si eres una de esas agencias que solamente intentan vender y no ayudan para nada a sus clientes, aunque ahora estés teniendo mucho éxito puedo asegurarte que esto no te va a durar para siempre.

Cada vez los usuarios están más digitalizados, son más consumidores de contenido y no pueden estar consumiendo contenidos que solamente intenten hacerles que saquen su cartera.

Tienes que ayudarles

En estos tiempos que vivimos la gente pasa muchas horas en casa encerrados, viendo las redes sociales, leyendo blogs, escuchando podcast, viendo vídeos y necesitan que todo ese contenido que consumen les aporte algún tipo de valor.

Bien en base a conocimiento o bien en consejos o tips que les puedan servir de algo en su vida. Esto es necesario, sin ellos tú no existirías y es tu deber entregarles ese valor.

4. Probar, equivocarse y volver a probar

Te equivocarás en muchas cosas, esto es normal. Nadie puede hacerlo todo perfecto y quién te diga lo contrario te estará mintiendo.

Lo importante aquí es que sepas reparar esos errores y esas equivocaciones de forma que puedas hacer distintas pruebas siempre y cada una de ellas te vaya saliendo cada vez un poco mejor.

Básicamente en el marketing digital todo son números y estadísticas. Tienes que saber por dónde vas en cada momento.

Necesitas hacer pruebas y equivocarte, sí no te equivocases no podrías tener éxito nunca!

 

El éxito es siempre un cúmulo de intentos no exitosos.

No creo en llegar y besar el santo cómo se diría aquí en España, nadie empieza en Internet y tiene éxito a la primera.

Hacen falta muchas pruebas y muchos errores para ir cada vez mejorando todo lo que hacemos y al final llegar a tener ese éxito.

5. Adaptación al cambio

Los tiempos digitales van cambiando casi a diario y tienes que ser capaz de adaptarte a cada uno de esos cambios, necesitas tener una estructura líquida que te permita generar movimientos internos de una manera ágil y simple.

Estos movimientos tienen que ser aplicados por cualquier persona del equipo con un alto grado de éxito.

En otras palabras, tienes que ser capaz de cambiar cuando algo cambie y a la vez tienen que poder cambiar todos los miembros de tu equipo.

Movimientos sencillos y efectivos para adaptarse a cualquier cambio.


Deja un comentario