Los 7 pecados capitales que pueden hundir tu negocio

Habrás oído hablar muchas veces de los 7 pecados capitales, hoy vamos a darles un tinte diferente para llevarlos a esos errores comunes que solemos cometer en un negocio online y que podrían hundir nuestro emprendimiento.

En un abrir y cerrar de ojos estos errores pueden hacer que esa idea de negocio pueda irse al traste, y con ello tus ilusiones, tiempo y dinero invertido.

Bueno, no me enrollo más, que estarás deseando conocerlos.

  1. LA PEREZA. FALTA DE PLANIFICACIÓN

El primer pecado capital online con el que quiero comenzar es la falta de planificación, sé que es una tarea tediosa, quizá aburrida o desesperante, pero sinceramente, sin un plan de negocio sólido que incluya una buena investigación de mercado, que incluya un buen plan de marketing digital, una proyección financiera o un presupuesto de gastos entre otros, sin esa guía, podrías cometer muchos errores financieramente hablando. Por lo tanto, debes asentar tu negocio en una buena base, con una base sólida, para que tu emprendimiento o negocio funcione.

  1. LA AVARICIA. VENDER A TODO EL MUNDO

El segundo pecado capital es querer venderle a todo el mundo, no saber a quién te diriges, no tener tu cliente ideal definido.

A menudo pensamos que como nuestros productos o servicios son tan buenos y tan maravillosos, los van a querer comprar todo el mundo y que las personas morirían por tenerlos, pues bien, nada más lejos de la realidad, eso es lo que nosotros creemos, y no nos paramos a pensar en cuál es nuestro cliente ideal, aquel que mejor responde a nuestra propuesta de consumo.

Saber quién es ese cliente o ese buyer persona, va a hacer que vayas a un público más propenso a consumir tus productos o servicios, saber dónde está, cuántos años tiene, cómo se comporta, por dónde se comunica, cuáles son sus necesidades primordiales, por ejemplo, te ayudarán a definir una estrategia sólida de comunicación y por supuesto una estrategia de ventas que te permitirán llegar directamente a ese cliente ideal que está listo para comprar lo que tú le estás ofreciendo.

Esa es la única manera de poder escalar tu negocio de manera exponencial.

  1. LA ENVIDIA. SIN PROPUESTA DE VALOR

Querer hacer lo mismo que todo el mundo sería otro de los pecados capitales online.

Debes encontrar una propuesta de valor sólida para diferenciarte de tu competencia, no pienses que tu producto o servicio es el más guapo del mercado, hay tantos negocios de tu sector que seguramente están ofreciendo lo mismo que tú, y si no tienes una propuesta de valor clara, que te diferencie, las personas interesadas no tendrán ningún motivo para decidirse por ti o por cualquier otro, lo que lleva a una guerra de precios, y ésta, a una más que segura muerte empresarial.

Por lo tanto, lo que tienes que hacer es una propuesta clara de valor, qué es lo que te hace diferente a los de los demás, abrir un negocio sin tener una idea clara sobre la propuesta de valor que le vas a ofrecer a tus clientes hace que no les motive nada para comprar en tu negocio o en otro.

Las personas o posibles clientes, tienen que identificar de manera inmediata qué es lo que le estás ofreciendo sin mencionar tu producto o servicio, sino cuáles son esos beneficios que van a obtener al comprarlos, qué problemas les vas a solucionar, esa propuesta que haga que la persona que visita tu negocio, ya sea de forma física, en tu comunicación en redes sociales, en tu web o tienda online, quede enamorada de lo que está viendo.

  1. LA LUJURIA. NO TENER REPUTACIÓN ONLINE

Ya habrás escuchado el término “reputación online”, y esto no es algo que muchos negocios utilizan, y es un error.

Porque de una forma u otra, todo el mundo utiliza la reputación de un negocio en muchos momentos en su decisión final de compra. Y seguro que tú lo has usados decenas de veces, cuando vas a comprar un producto o servicio, buscar información del mismo en base a opiniones de otras personas que ya lo han comprado anteriormente.

Entonces tienes que ponerte en los zapatos de los clientes, cuando ven ese producto maravilloso, ese servicio que quieren comprar, el que tú promueves en este caso, bien sea con una campaña de marketing digital, y le llega a una persona que le llama la atención, lo primero que va a hacer antes de comprarte, si no te conoce de antes, va a ser investigar, saber qué dice la gente de ti, qué comentarios hay, cuáles son las recomendaciones que existen, así que tendrás que preocuparte por ofrecer no sólo un excelente producto, sino un servicio al cliente que enamore, y eso que implica que tienes que tener mucho cuidado con todo el proceso de compra de esos clientes.

A este proceso se le conoce como el ciclo de vida del cliente, es decir, tienes que saber cuáles son los puntos de mayor importancia de todo el servicio que ofreces, para que los clientes puedan tener una buena experiencia, que va desde que te encuentra en redes sociales por ejemplo, hasta que entra a tu plataforma, compra y recibe el producto o el servicio.

  1. LA GULA. NO DELEGAR

La gula sería no delegar, bien sea subcontratando o en una persona de tu equipo, es decir, querer “comértelo tú todo”.

Es muy normal y común que cueste bastante dar ese paso de delegar, por la falsa creencia que somos los mejores haciendo nuestro trabajo, y esto es un error, hay personas que pueden hacerlo mejor o igual, que a veces cuesta encontrarlas es cierto, pero hay que hacerlo sí o sí, si queremos crecer.

Y esta situación es entendible perfectamente porque cuando comienzas un negocio, pensar en pagarle a un tercero es un tema complejo, pero lo cierto es que a medida que el negocio va creciendo o va avanzando, hay que empezar a delegar.

Delegar tareas de tu negocio te va a permitir que te centres en lo más importante, la gestión del mismo, estrategias de crecimiento, innovación, etcétera, y no tener las horas y la cabeza ocupada todo el tiempo en tareas que pueden dedicar otras personas.

Cuando nos cerramos en no delegar o subcontratar, porque es costoso, que es verdad que al principio debemos de empezar con los mínimos gastos posible hasta validar que nuestro producto o servicio es viable, pero podemos tener el problema que llegue un momento en el que lo estés haciendo tú todo, y ahí es donde van a comenzar los problemas para el crecimiento de tu negocio, porque ten claro que vamos a necesitar ayuda para poder apalancar nuestro proyecto.

Cuando las tareas operativas te roban el tiempo que tú necesitas para desarrollar las estrategias que van a multiplicar las ventas y que le van a dar solvencia económica al negocio, ese es el momento, ahí es cuando ha llegado la hora de buscar a alguien que nos eche una mano.

  1. LA SOBERBIA. NO HACER SEGUIMIENTO

¿Crees que lo puedes controlar todo con un Excel?, ya te digo yo que no.

Hacerle un correcto seguimiento a los clientes no es tarea sencilla, y no tener un CRM, o lo que es lo mismo, no tener una herramienta de seguimiento para los clientes es realmente un suicidio para un negocio.

Necesitamos saber dónde están esos clientes, en qué en qué momento de la compra se encuentran para poder dar el seguimientos adecuado.

Tener una herramienta de para monitorear a nuestros clientes en una base de datos, poder realizar un seguimiento que nos permita saber si ese cliente o posible cliente, ha entrado en tu blog, visitado alguna página de tu web, abierto un email, en definitiva, tener controlado todo lo que hace para poder darle seguimiento y saber qué acciones tomar en cada momento.

No tener integrado un CRM desde el principio puede hacerte perder mucho tiempo y mucho dinero

  1. LA IRA. NO TENER ESTRATEGIA DIGITAL

Y este es el séptimo y último pecado capital online, que es no tener definida tu estrategia de marketing digital, esto hace que vayas perdido, sin rumbo, que pierdas ventas y que aparezca esa ira incontrolable de querer acabar con todo.

Es como comprarte un coche deportivo espectacular, con el que siempre has soñado, y quedarte sin dinero para la gasolina.

Entonces de nada sirve lanzar un negocio o proyecto que satisfaga todas las necesidades de ese cliente ideal que hemos visto antes, tener el precio justo, el servicio perfecto, los seguimientos, las pasarelas de pago, todo perfecto, si la gente no sabe que existes.

Te vas a encontrar como con el coche deportivo, perfecto, pero aparcado en el garaje.

Y es que no hay manera de posicionar un negocio hoy en día sin una buena estrategia de marketing digital, y por supuesto sin presupuesto para realizar las campañas necesarias para llevar a cabo las diferentes estrategias de tu plan de marketing digital.

CONCLUSIÓN

Ya conoces los 7 pecados capitales online, ahora está en tu mano tomar acción y no cometerlos si no quieres ver comprometida la viabilidad y saludo de tu proyecto o negocio.

En TEKDI podemos ayudarte con nuestra plataforma de cursos relacionados con el marketing digital y los negocios online, el Netflix del marketing digital puesto a tu alcance para que tu proyecto logre el éxito que deseas, ¿quieres verlo?, entra ya en https://aprender.tekdi.education y empieza hoy mismo.